Blog

Blog

Una boda, comunión o un cumpleaños pueden convertirse en auténticos quebraderos de cabeza para aquellos que quieren hacer de este día algo inolvidable y lleno de pequeños detalles.

La localización, entorno, ambiente o gastronomía, son los aspectos que en conjunto conseguirán que tengamos nuestro día soñado. Sin embargo, orquestar todos estos detalles puede ser en muchas ocasiones una auténtica locura.

Desde Zona Chic ayudamos a que estos días se conviertan en los mejores con el menor esfuerzo posible. Detalles que harán que pequeños y mayores disfruten de días inolvidables y sobre todo únicos.

Pero, ¿qué hace que este día sea tan especial? Hoy te dejamos las claves para conseguir el día perfecto.

 

Atención al detalle

Las pequeñas cosas son las que hacen que los momentos sean inolvidables. Por eso es tan especial la atención al detalle en cada rincón de la estancia.

Centros de mesas decorados de manera sencilla pero singular y exclusiva, pequeños detalles en los servicios o un simple photocall improvisado, pueden ser las claves para que tu evento triunfe.

 

Ambiente y decoración

Es la primera visión e impresión que se llevarán nuestros invitados al llegar. Un césped cuidado con una decoración uniforme que enlace las zonas exteriores con las interiores hará que todo sea mucho más relajado y bonito.

Fuentes y piscinas, juntos con flores de temporada, harán que disfrutemos de los días, tardes y noches de verano acompañados de nuestra familia y amigos, dando un aspecto fresco y de buen humor.

 

Gastronomía

El gran reto de los eventos. Una decoración y detalle adecuados no serán los únicos que permitirán a nuestros invitados recordar el evento como el mejor, si no que la gastronomía será la guinda del pastel.

Todo cuenta. Desde el cóctel en el jardín , el vino del nuestro menú y sobre todo el servicio. Todo en conjunto permitirá tener un resultado asombroso en nuestros invitados.

Pero si hay algo que uno valora a la hora de degustar el menú son los ingredientes. Por ello, la puesta en escena y los ingredientes frescos pueden ser la clave de nuestro día. Zonas de buffet con productos frescos, cocinados al momento junto a los mejores chefs, o cocina en directo y lista par su degustación son detalles que harán que los paladares de nuestros invitados recuerden este día como algo innovador y especial.

En eventos largos, no podemos olvidarnos del postre pero tampoco de una segunda cena después de unas tres horas. Una mesa de dulces y salados, junto con cócteles refrescantes harán que terminemos el día con un buen sabor de boca.

 

Salones y discoteca

Junto con el jardín son las otras dos estancias que más protagonismo tendrán estos días.

Los salones permitirán disfrutar de una charla amena mientras disfrutamos de auténticos manjares y recuerdos familiares inolvidables, mientras que la discoteca será la clave para digerir el menú y terminar la noche con un poco de movimiento.

Raquel Marcos Esteban